HUMANO, DEMASIADO HUMANO.

Un libro para espíritus libres.

De
Friedrich Nietzsche.



Primer volumen.

Nueva edición
con un prólogo introductorio.



Leipzig 1886.
Editorial de E. W. Fritzsch.


Lima.
Gustavo A. Laime Mitma.
(Traducción)

Consagrada a la memoria
de Voltaire
por la celebración conmemorativa de su fallecimiento,
el 30 de mayo de 1778.

[Dedicatoria de Nietzsche para la primera edición de 1878]

   Este libro-monólogo, el cual surgió en Sorrento durante una estancia de invierno (1876 -1877), no sería entregada ahora al público si la proximidad al 30 de mayo de 1878 no hubiese suscitado muy vivamente el deseo de dar un homenaje personal y oportuno a uno de los más grandes libertadores del espíritu.
[Nota de Nietzsche para la primera edición de 1878]

2.

3.

4.

5.

6.

7.

8.

283.

Defecto principal de los hombres de actividad. — A los hombres de actividad les falta habitualmente la actividad superior: me refiero a la individual. Son activos en tanto burócratas, gente de comercio, eruditos, es decir, en tanto representantes de una especie, pero no como personas totalmente concretas, individuales y únicas; en este aspecto son perezosos. — Es una mala suerte que la actividad de los hombres activos sea casi siempre un poco irracional. No es lícito preguntar, por ejemplo, a un banquero amasador de dinero por la finalidad de su actividad: ésta es irracional. Los hombres de actividad ruedan como la piedra, conforme a la estupidez de la mecánica. — Todos los hombres, como en todas las épocas e incluso hoy todavía, se dividen en esclavos y libres; pues quien no tiene para sí dos tercios de su día, es un esclavo, sea él, por lo demás, lo que quiera que sea: funcionario, comerciante, burócrata, o erudito.

Séptima parte.
La mujer y el hijo.

377.

La mujer perfecta. — La mujer perfecta es un tipo humano superior al varón perfecto: es también algo mucho más raro. — Las ciencias naturales sobre los animales ofrecen un medio para hacer verosímil esta proposición.

2.